Crónica de Depeche Mode en el Palau Sant Jordi de Barcelona. Marzo 2024

Depeche Mode foto 02

Esta semana, en nuestro Blog:

Crónica de Depeche Mode en el Palau Sant Jordi de Barcelona. Marzo 2024

Depeche Mode
una banda que ha sabido reinventarse

El pasado sábado 16 de marzo, pudimos asistir al concierto de Depeche Mode realizado en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Tenía muchas ganas de poder disfrutar de uno de los grupos más reconocidos de la historia de la música, y que nunca había tenido la oportunidad de ver en directo.

Llegamos al lugar donde íbamos a presenciar el concierto, que por suerte, a diferencia de otras veces que habíamos asistido ahí, esta vez la organización de acceso fue muy buena y después de pedir unas cervezas, pudimos acudir a nuestro asiento asignado y de paso cenar un poco antes de ver la artista telonera.

Mientras cenábamos teníamos música de fondo, una sesión de ambient/techno que se hacía tediosa y no tenía prácticamente nada con los conciertos que íbamos a presenciar esa noche, salvo que si, era música electrónica, que sería casi como afirmar que un cocodrilo y una vaca son un animal.

No estaba para nada familiarizado con la música de la artista australiana Suzie Stapelton, y la verdad es que es una pena que el sonido en este primer concierto no estuviera del todo bien ajustado, porque me dio un aire a la ya legendaria PJ Harvey pero con un carácter más “gótico” y oscuro.

La cantante alternaba ese estilo profundo y grandilocuente, junto a riffs y solos de guitarra potentes, y la verdad es que a mi me sorprendió bastante y considero que fue una buena entrada a aquel evento.

Una pena que no se apuesten por teloneros locales, debería ser algo exigible a estos macroconciertos, aunque el cabeza de cartel traiga a su propio telonero, qué menos que dar una oportunidad a las buenas bandas que no desmerecerían para nada el show.

Depeche Mode Suzie Stapelton
Suzie Stapelton amenizando la velada

Después del buen sabor de boca de la telonera, estábamos expectantes para ver a Depeche Mode, el grupo estrella de la noche.

Esa espera además se hizo bastante insufrible porque la continuaron pinchando la mismas música, que para colmo empezó a subir incesantemente de volumen.

Al final, después de un buen rato pudimos ver como las luces se apagaban y se encendía una gran letra M para que los miembros de Depeche Mode hicieran acto de presencia en el escenario.

El Palau Sant Jordi estaba abarrotado de público, tanto en las gradas como en la pista, listos para el concierto que íbamos a presenciar.

Sonaron las primeras canciones y la verdad es que sentimos que la primera media hora del concierto fue algo descafeinada.

Durante este lapso de tiempo pudimos escuchar varias canciones de discos como el ‘Ultra’, el ‘Songs of Faith and Devotion’, ‘Violator’ y por supuesto de su último proyecto ‘Memento Mori’.

Si bien es cierto que el cantante Dave Gahan lo estaba dando todo en el escenario, el resto de miembros de la banda en ese lapso de tiempo se veían menos ‘rodados’.

Además los temas ‘Strangelove’ y ‘Somebody’ en versión acústica a lo Elton John (sin desmerecer la figura de tan legendario artista) y esa extraña re-imaginación a lo Dance-House del mítico ‘Policy of Truth’, que le quitaba toda la esencia al tema original hizo que esa primera parte del directo se me hiciera algo pesada.

Fue un momento algo ‘crooner’, esperemos que Depeche Mode no aboguen en un futuro por este estilo que tanto están desarrollando Rod Stewart, Bryan Ferry y algún otro. 

Quizás no tuvo su mejor arranque, pero hay que admitir que al final nos dejó un muy buen sabor de boca y mereció realmente la pena poder disfrutar de esta formación tan legendaria y que para nada nos dejó indiferentes.

Pero por suerte, y después de volver interpretar el tema ‘Ghosts Again’ acompañado del videoclip de fondo, el cual me hubiera gustado que tuviera algo más de fuerza siendo un tema tan emotivo, por fin los de Inglaterra supieron llevar las riendas del concierto.

Ya con el tema ‘I Fell You’ que abre su álbum clásico ‘Songs of Faith and Devotion’, la banda fue a por todas, con Martin Gore haciéndose con una guitarra que hemos agradecido y que asociamos con el nuevo sonido que imprimió la banda en su día. El resto de la banda iba al unísono en esa canción. 

De lo más destacable de esa parte del concierto fue por supuesto el maravilloso ‘Black Celebration’ que consiguieron interpretar a la perfección la atmósfera oscura de ese tema, la re-interpretación, esta vez muy bien conseguida del ‘Enjoy de Silence’ dándole una mayor complejidad a la melodía de dicho tema.

Después de ver a los miembros de Depeche Mode marchar del escenario, y esperando el bis ya que faltaban alguno de los temas más míticos de la banda, volvieron al escenario, y después de un tema acústico más, tocaron un tema ya clásico de su primera época que no esperaba en dicho concierto.

Depeche Mode foto 04

El tema en concreto fue ‘Just Can’t Get Enough’ que es uno de los mayores singles de la década de los 80s y que no esperaba que se pudiera hacer una re-interpretación tan pomposa y divertida como acertada.

El público lo estaba dando todo y Dave Gahan cual animador de una fiesta puso en pie a bailar a todo el público asistente.

Y por supuesto, y como no podía ser de otra forma, quedaba el ya archiconocido tema ‘Personal Jesus’ que cerró por todo lo alto aquel concierto.

Quizás no tuvo su mejor arranque pero hay que admitir que al final nos dejó un muy buen sabor de boca y mereció realmente la pena poder disfrutar de esta formación tan legendaria y que para nada nos dejó indiferentes.

De agradecer también, los momentos para el recuerdo del desaparecido Andrew Fletcher durante el concierto.

Por suerte, al final, no volvió la música de entregrupos y nos llevamos lo mejor de una banda que ha sabido reinventarse y sonar tan fresca casi como el primer día. 

Picture of Carlos Buendía

Carlos Buendía

Técnico de sonido. Productor de podcasts, amante de casi todo tipo de música.

Abrir chat
1
Hola, ¿necesitas ayuda?
Hola, somos Riff Raff Discos,
¿en qué podemos ayudarte?