Crónica de Ramoncín en Sala Luz de Gas. Mayo 2024

Marica de Terciopelo. Concierto Ramoncín

Esta semana, en nuestro Blog:

Crónica de Ramoncín en Sala Luz de Gas. Mayo 2024

Ramoncín en dire to. Una crónica a cargo de Ned Rockcine

Ocurre a veces que has tenido a un artista presente toda tu vida, escuchando su música en casa o en garitos mil y nunca lo has visto en directo.
Esto culminó para mí el pasado día 11 con José Ramon Márquez Martínez; Ramoncín…así que, aunque “Es fa llarg esperar” de Pau Riba que nos cantó a capella como delicada intro a los espectadores, ya desde el principio pudimos atestiguar que estábamos ante el mismo tipo que conociste, ese “diablo” que te vuelve a cantar.
 
Lámparas arriba, luces de Gas encendidas y un cantante bien rodeado delante, al lado y detrás del escenario.
Es de agradecer que sepa arroparse de una banda consistente y que, entre la batería contundente de Carlos Expósito y el magistral teclista Jesús Varas, dan colchón a que los tres guitarristas y bajo formen las cuerdas de un cuadrilátero para que nuestro “chaval” de 69-1 años no bese la lona.
Al Límite. Concierto Ramoncín
Comienza con un ‘Tormenta en la Carretera’ porque ya, desde hace mucho tiempo, a Ramón le gusta empezar con suavidad las veladas para ir ganando electricidad.
 
Nada que discutir; como dicen insignes foreros del Azkena: ”cuando se empieza un recital así nada puede salir mal”.
 
Repertorio que continúa con la inédita y reciente ‘No volverán a Volar’, como puesta de largo de por donde transita ahora aquel ángel de cuero, precisas teclas y coros de los eléctricos aquí.
Chuli. Concierto Ramoncín
A continuación tonada del disco Miedo a Soñar con un ‘Sangre y lágrimas’ que acelera el ritmo sobre todo por el empuje a las 6 cuerdas de Gabriel Abril y Guss Martin, dándole paso a un transeúnte habitual de las “Calles Oscuras”, el “Chuli” al que no se le ven canas, excelente pulsión guitarrera final por parte del Jota Moya.
 
Entremedias, Ramoncín nos dice que “bueno ya sabéis lo que yo opino sobre esto” en pleno día de reflexión y es que ‘La Chica de la Puerta 16’ es una de las que (afortunadamente cada día más) a nadie pertenecen, guiño al telón rojo aunque solo sea para imaginarme la sonrisa de Pepe Risi.
Felisín. Concierto Ramoncín
Ocurre a veces que has tenido a un artista presente toda tu vida, escuchando su música en casa o en garitos mil y nunca lo has visto en directo.
Esto culminó para mí el pasado día 11 con José Ramon Márquez Martínez; Ramoncín
Póker de esas canciones de 2 rombos con las que en este país se empezó a vislumbrar algo de libertad dentro y fuera de una pantalla de TV.: ‘Por ti me he vuelto loco’, ‘Cuerpos Calientes’ con intro sensual de Danny Crowl, el simpático bajista que se marca un mini Angus y se queda en remera transparente, ‘Reina de la Noche’, coreado hasta por la protagonista que tengo a mi derecha en el lado y a la izquierda en mi corazón, sin olvidarme de la preciosa rubia que también me acompaña, hasta al más tímido le entrarían ganas de decirle ‘Hola Muñeca’, y un ‘Canciones Desnudas’ donde el mercurio se dispara hasta los 7800 º Fahrenheit por lo menos.
 
De Delicias/Legazpi nos cuenta ‘Como un Susurro’ que las pasiones humanas crecen entre ríos se llamen Besós, Llobregat, Manzanares o Passaic River
 
Cómo disfruto con ese maravilloso fade out de teclados tan Springstiniano al final de la canción, me recuerda tanto al ‘Downbound Train‘ del boss.
 
A continuación, otra del Corta, un ‘Bajando’ para seguir subiendo con esos coros mayúsculos de la banda.
 
Entramos en la segunda parte de este recital que se esta convirtiendo en festival con el ‘Rock & Roll Dudua’ a pleno pulmón del más que respetable público y seguir con ‘La Cita’ que no deja caderas inmóviles ni manos que chocar entre músicos y primeras filas, seguimos a un ‘Ángel de Cuero’ que dentro de lo que era necesario bajar pulsaciones me sonó algo repetitivo y sin alguna estrofa o cambio de ritmo; gustándome el tema fue la única que cojeó (muy poco).
Rock & Roll Dudua. Concierto Ramoncín
Le sigue su tema para mi fetiche que es ‘Estamos Desesperados’, en la que me dejo la garganta con mi amigo que me acompaña escuchándolo de los tiempos en que éramos jóvenes al límite.
Luces atenuadas que viajamos armónicamente a 1978 cuando podías entrar en el maco sólo por ser ‘Marica de terciopelo’, ‘Déjame’, que toca cruzar el puente de la rebeldía guitarra en mano también por Ramoncín (y van 1,2,3,4)…
 
Esto ya es epopéyico, canción para descansar la voz por parte de músicos, ya nos encargamos los del otro (y mismo) lado. “¡¡¡¡PUTNEEEEY BRIIIIIDGE!!!!”.