Crónica de Yes en Sala Para·lel 62. Mayo 2024

Concierto Yes Sala Para·lel 62. Barcelona 2024. 01

Esta semana, en nuestro Blog:

Crónica de Yes en Sala Para·lel 62. Mayo 2024

Una crónica a cargo de Noel Medina .
Músico. Componente de la banda Gatefold

Tras casi cinco años de larga espera, el pasado 3 de mayo, Yes lograron realizar un concierto en la sala Paral·lel 62.

Y digo lograron porque en la espera, el concierto se ha aplazado varias veces, ha cambiado de sala y hasta ha fallecido uno de los integrantes del grupo.

De la banda que se presentó en Barcelona sólo uno es miembro de las alineaciones más clásicas de Yes, Steve Howe, que a sus 77 años se mostró muy vital.

El resto de integrantes fueron Billy Sherwood al bajo (aunque también sirvió como guitarrista en la banda años antes), Jay Schellen a la batería, miembro oficial de la banda desde la muerte de Alan White el año pasado, Geoff Downes a los teclados y Jon Davison a la voz (así como ocasional guitarra acústica y percusión).

Sin necesidad de teloneros para una banda tan legendaria, Yes salieron puntuales al escenario, a las 20:00.

Abrieron con una épica canción de 10 minutos, Machine Messiah, que da también comienzo al disco Drama (1980).

Después de este espectacular inicio siguieron con algo de tinte más pop, It Will Be A Good Day – The River.

He de decir que nada le queda a una banda de rock progresivo como hacer canciones más simples de vez en cuando, y esta primera parte del concierto fue un buen ejemplo.

El tercer tema de la noche fue Going for the One, al que dio comienzo Steve Howe con ese riff de blues rock, directo de su pedal steel guitar, que sacó a relucir alguna vez más durante el concierto.

Concierto Yes Sala Para·lel 62. Barcelona 2024. 02

De la banda que se presentó en Barcelona sólo uno es miembro de las alineaciones más clásicas de Yes, Steve Howe, que a sus 77 años se mostró muy vital.

Siguieron con el clásico I’ve Seen All Good People de The Yes Album (1971), Time and a Word, de Yesterdays (1975), Don’t Kill The Whale de Tormato (1978) y Turn of the Century, una pieza algo más compleja para poner un punto y aparte en el concierto, retirándose acto seguido del escenario durante unos veinte minutos.

Los asistentes, la gran mayoría veteranos ya, esperaron hasta las 21:19 a que la banda saliese de nuevo al escenario.

Inició entonces la segunda parte del concierto, que se caracterizó por sacar a relucir el sonido más progresivo de la banda.

Empezaron con South Side of the Sky, del clásico Fragile (1971) y a esta, le siguió una canción llamada Cut from the Stars, del disco más reciente de la banda, Mirror To The Sky (2023).

Y aquí fue cuando Steve Howe explicó que se disponían a tocar una pieza que estuvieron muchos años sin tocar, una reinterpretación de los cuatro primeros temas del disco Tales from Topographic Oceans. Sin duda la parte más densa del concierto de Yes.

Después de esto la banda salió una vez más del escenario. Y volvieron por todo lo alto.

Llegó el momento de Roundabout. De repente toda la sala cobró vida. Saltos, palmas y centenares de voces coreando In and around the lake / Mountains come out of the sky and they stand there.

He de decir que hasta la banda, que debe haber tocado la canción miles de veces (al menos Howe), parecía estar pasándolo como nunca.

Antes de retirarse de forma definitiva, tocaron otra favorita entre los fanáticos, la fantástica Starship Trooper, sacada de The Yes Album (1971).

Es evidente que la banda no está en su plenitud técnica, pero es consciente de sus limitaciones, y es capaz de defender un repertorio tan amplio como el que posee.

Fue una gran oportunidad para ver a un grupo legendario.

Noel Medina

Texto y fotografías

Abrir chat
1
Hola, ¿necesitas ayuda?
Hola, somos Riff Raff Discos,
¿en qué podemos ayudarte?